logo

Los mejores ángulos para Fotografía Gastronómica.

Uno de los puntos a decidir a la hora de crear una fotografía gastronómica, es el ángulo de la cámara en relación al objeto.

La elección del ángulo correcto es de vital importancia para lograr una imagen impactante.

En el artículo de hoy te voy a enseñar cuales son las mejores posiciones de cámara para que a partir de hoy puedas mejorar tus fotografías gastronómicas.

Como te comenté en el pasado artículo, sobre cómo creo mis fotografía gastronómicas. Lo que realmente me ayudó a mejorar la calidad de mis fotografías de alimentos, fue comenzar a planificar mis fotos antes de iniciar una sesión. 

Dentro de este proceso de planificación, siempre pienso en la composición y en el ángulo específico de la cámara, para que el protagonista (un plato, alimento o escena) siempre salga lo más favorecido posible.

Planear tus fotos en papel antes de comenzar a disparar, no implica interrumpir tu creatividad, significa comprender y usar esta información para ayudarte a ser más eficiente a la hora de afrontar la sesión.

En el artículo de hoy nos centraremos en los 3 principales ángulos de cámara para fotografía gastronómica.

Frontal ó 0º:

En este ángulo nuestra cámara está a la misma la altura del objeto y generalmente paralela al suelo.

Esta posición de cámara es perfecta para primero planos y para mostrar un mayor detalle de nuestro objeto.

Te recomiendo que lo uses en bebidas, hamburguesas, sándwiches, tortitas o elementos con cierto volumen. 

Picado ó 25°–75°:

No podemos pensar es esta posición como algo estático, como pueden ser el ángulo frontal o el cenital. En el picado solemos trabajar desde los 25º hasta los 75º, dependiendo mucho del objeto que estemos retratando y el resultado final que busquemos.

Mi consejo es siempre coger como punto de partida unos 45º, y desde ahí jugar hasta encontrar el punto en el nuestro objeto salga lo más favorecido.

Cenital ó 90º:

Este es el ángulo preferido por usuarios de Instagram para hacer sus fotografías. El ángulo cenital es perfecto para retratar imágenes o escenas completas como una mesa montada o elementos que tienen mucho detalle en su parte superior. 

Generalmente en mis series de fotografía o en shooting para clientes, suelo incluir una o dos fotos desde este ángulo.

Planificando los ángulos y las composiciones.

Cuando estás haciendo la planificación de tus fotografías gastronómicas y tienes que decidir qué ángulo usar, deberías hacerte estas dos preguntas:

  • ¿Que voy a fotografiar?
  • ¿Qué estilismo quiero plasmar?

La respuesta a la primera pregunta generalmente te llevará a poder definir el ángulo idóneo para tu objeto.

Por ejemplo, unas tortitas o pancakes se verán mucho más interesantes si los fotografías desde un ángulo frontal y paralelo a la superficie, ya que podrás mostrar las diferentes capas de la torre de tortitas, si tienen algún relleno entre medias o capturar como se derrama el chocolate caliente o sirope por los lados.

Por otro lado, si nuestro objeto es una pizza o una crema con unos toppings super interesantes, es muy probable que el mejor ángulo para capturar estos detalles sea el cenital o incluso uno de 45º.

Vale Adrián, ¿y qué pasa con los platos o comidas que no tienen un claro “lado bueno”? Bueno aquí es donde la respuesta a la segunda pregunta es realmente importante.

Pongamos nuevamente un ejemplo, digamos que tenemos algún tipo de líquido. Un smoothie o un batido de frutas de temporada. Bien, analicemos como está elaborado y sobre todo cómo lo vamos a presentar, el estilismo de la fotografía. 

Si nuestro batido o smoothie va a llevar unos toppings que complementa muy bien la paleta de colores del batido y ademas lo vamos a montar con más “props” que den sentido a la imagen, es muy probable que la mejor idea es usar un angulo de encuadre entre los 45º-75ª que nos permita capturar esos detalles y poner en contexto nuestra imagen.

Si por el contrario este mismo batido lo presentamos en un vaso transparente para que se pueda ver bien el color y la textura del mismo, siendo este nuestro elemento o protagonista principal. Quizás el mejor angulo seria el de 0º o frontal. 

Vamos a ver unos cuantos ejemplos:

Frontal ó 0º

fotografia gastronomica
Fotógrafo gastronómico

Como ves en estas dos fotos. He empleado el plano frontal para enfatizar el producto sobre el resto de la escena.

En el caso de la Pasta al Pesto, podemos apreciar el volumen de la misma y los elementos que componen el plato. Encuadrar de esta manera me permite integrar los elementos de los cubiertos, la albahaca y el tomate, tanto en el plano inferior como en el posterior de la imagen. 

Por el contrario, con las Fresas lo que conseguimos es enfatizar la textura y los diferentes tamaños. Además al usar una paleta de colores oscura, conseguimos un mayor contraste y resalte de los colores de la Fresa.

Para este tipo de imágenes te recomiendo usar objetivos con una distancias focales superiores a lo 56 mm para sensores Apsc, que equivalen a unos 85mm en Full Frame. De esta manera puedes obtener una mayor comprensión de la imagen y reducir la profundidad de campo.

Picado de 25° – 75°

Fotógrafo Gastronómico
Fotógrafo Gastronómico

En estas dos imágenes veras que he usado dos diferentes ángulos.

En el caso de la Crema de Calabaza Thai. Opté por un ángulo cercano a los 60º, para poder conseguir un buen detalle de los “toppings” de la crema, pero sin perder el volumen del los bowls.

En el caso de los dos Martinis Spritz, el ángulo está en torno a los 35º, ya que a parte de querer capturar el detalle de las burbujas dentro de los vasos, los hielos y la decoración. Podemos encuadrar en el fondo el efecto de las sombras de las hojas de palmera, lo cual es un elemento importante en la composición de la imagen.

En este caso, los objetivos que utilice para cada una de las imágenes fueron muy diferentes. Por una parte en el caso de la Crema de Calabaza fue un 24mm, equivalente a un 35mm en Full Frame, mientras que para los Cocktails use un 85mm, que sería un 127mm en Full frame.

Cuando uses una posición de cámara en Picado, la elección de tu distancia focal dependerá mucho de la cantidad de elementos que necesites abarcar, el tamaño de los mismos, compresión de la imagen y profundidad de campo que quieras, etc...

Cenital ó 90º

Fotógrafo gastronómico
fotógrafo gastronómico

Salvo que lo uses para hacer fotografías con mucho detalle y muy de cerca, este ángulo es probablemente el que mayor flexibilidad te va a dar.

Te permite realizar composiciones mucho más elaboradas y con mayor cantidad de elementos, lo que en cierta manera es perfecto para “contar historias”. 

Para este tipo de ángulos, puedes usar desde focales angulares como un 16 mm, si quieres presentar toda una mesa llena de complementos y alimentos,  hasta los 70 mm o 100 mm para hacer fotos de detalle.

Como resumen de lo que hemos aprendido

  1. El ángulo de cámara que uses tendrá un gran impacto en la imagen final,  al igual que la composición y el estilismo.
  2. Los 3 principales ángulos para trabajar fotografía gastronómica son: el frontal, picado y cenital.
  3. Los objetos con volumen suelen salir mejor con ángulos frontales o hasta 45º y los más planos, con ángulos cenitales o por encima de los 45º.
  4. Tan importante es elegir el ángulo “correcto” para nuestra imagen, como la distancia focal de nuestro objetivo.

Ahora te toca a ti practicar...

Si quieres mantenerte informado y actualizado de las novedades del blog, no olvides apuntarte a la lista de correo usando este formulario.

Me gustaría saber en los comentarios tu opinión sobre este articulo, si tu usas estos mismo ángulos para hacer tus fotografías gastronómicas o si me he dejado alguno por mencionar.

Un saludo compañero/a, y hasta la próxima.

Leave a comment